foto de la Puerta del Sol vista desde una azotea

La Puerta del Sol

La Puerta del Sol es una de las plazas más conocidas de Madrid. Se encuentra en el centro de la ciudad, y constituye un punto de encuentro donde los amigos quedan para verse y disfrutar de su tiempo de ocio.

Es también un punto de visita obligado para los turistas que, a la vez que realizan sus compras, pueden ver los numerosos monumentos que alberga o disfrutar de sus comercios centenarios.

Pero la Puerta del Sol es mucho más que eso. Además de música, fuentes y gente paseando, es habitual que se elija la plaza para realizar protestas y manifestaciones de todo tipo.

La Puerta del Sol ha estado siempre con nosotros, desde que Madrid es Madrid, pero aunque ha sufrido una gran evolución a lo largo del tiempo, ha mantenido su función de seguir conectando a los madrileños.

Cómo llegar a la Puerta del Sol

La dirección de la Puerta del Sol de Madrid es Plaza Puerta del Sol. Puede llegar en transporte público de la siguiente forma:

  • Metro: Sol (Líneas 1, 2 ó 3).
  • Tren de Cercanías: Estación de Madrid-Sol.
  • Autobuses: 3, 50, 51, N16, N26 y M1.
foto de cómo llegar a la Puerta del Sol
Como llegar a la Puerta del Sol. Mapa de Google Maps


Qué ver en la Puerta del Sol

  • Reloj de la Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid.
  • Placa del Kilómetro Cero.
  • El Oso y el Madroño.
  • La Mariblanca, réplica de la Venus original del siglo XVII.
  • Estatua de Carlos III.

Calles que nacen en la Puerta del Sol

  • De Alcalá.
  • Carrera de San Jerónimo.
  • Espoz y Mina.
  • De las Carretas.
  • Del Correo.
  • Mayor.
  • Del Arenal.
  • De Preciados.
  • Del Carmen.
  • De la Montera.

Historia de la Puerta del Sol

La Puerta del Sol fue en sus orígenes uno de los accesos de la muralla que rodeaba Madrid en el siglo XV. Su nombre le viene por un sol que adornaba su entrada, colocado ahí por estar orientada la puerta hacia Levante.

Entre los siglos XVII a XIX todavía no era una plaza definida. Debía su importancia a que en ella se encontraba uno de los mentideros más famosos de la Villa (Las Gradas de San Felipe), por lo que era uno de los punto donde la gente se reunía para hablar y compartir tanto información como chismorreos.

Uno de los edificios de más importancia para la historia como plaza de la Puerta del Sol fue la Casa de Correos, que se construyó entre los años 1766 y 1768. Además de su cometido original, este edificio ha pasado a ser Ministerio de Gobernación, Dirección General de Seguridad del Estado y actualmente la sede de la Comunidad de Madrid.

Fue precisamente tras su conversión como sede del Ministerio de Gobernación en 1847 cuando se decide el derribo de algunos edificios (entre ellos los conventos de San Felipe y Nuestra Señora de las Victorias) para aumentar la seguridad del edificio.

Esto resultó en la creación de una gran plaza. Entre 1857 y 1862 se lleva a cabo la reforma de la plaza, manteniendo la Casa de Correos es uno de sus lados y construyendo edificios de viviendas con fachadas uniformes en un espacio de forma semicircular.

Desde mediados del siglo XX comienzan nuevas reformas para incluir una zona ajardinada, fuentes y dotar de más importancia a la zona peatonal. A partir del año 2009, con la construcción de un intercambiador, el tren de cercanías llega a la Puerta del Sol.

Fotografías y Monumentos de la Puerta del Sol

El Reloj de la Puerta del Sol

Reloj de la Casa de Correos
Reloj de la Casa de Correos

Seguramente habrás visto en fin de año el Reloj de la Puerta del Sol tocando los Cuartos y las Doce Campanadas para anunciar la llegada del nuevo año pero, ¿Quién construyó el reloj y de dónde viene esta tradición?

El reloj lo comenzó a construir en 1863 José Rodríguez Losada (relojero que había realizado cronómetros de precisión para la Armada Española) para sustituir al viejo reloj que existía y era más impreciso. Después de tres años de trabajo, y con el detalle de regalar la maquinaria al Ayuntamiento de Madrid, el reloj fue inaugurado por Isabel II como conmemoración de su cumpleaños.

Se cree que la costumbre de comer las doce uvas comenzó en 1909 mediante una inteligente campaña que hicieron los productores de uva para dar salida a un excedente en la cosecha, asociándola con la Navidad y un símbolo de buena suerte.

Sin embargo esta práctica viene de más atrás, más concretamente de 1880, en la que tras la prohibición de las fiestas que celebraban los chulapos en la Noche de Reyes comenzaron a reunirse para escuchar las campanadas en Sol y comer uvas.

Por aquella época era costumbre de la alta nobleza el realizar fiestas privadas en las que se bebía Champagne y se comían uvas, por lo que la nueva costumbre de los chulapos fue una satírica forma de protestar por las prohibiciones sufridas.

Placa del Kilómetro Cero

Placa del Kilómetro Cero
Placa del Kilómetro Cero

En la acera junto a la Casa de Correos encontrarás la placa del Kilómetro Cero. Si quieres sacarte una foto, he de decirte que te costará un poco ya que es algo típico ver a grupos de personas mirando la placa y posando junto a la misma.

Pero, ¿Qué tiene de especial este lugar? Que marca el origen de las carreteras radiales nacionales. Su nombre no llama a engaño.

Cartel de Tío Pepe

Cartel de Tio Pepe
Cartel de Tío Pepe

El Cartel de Tío Pepe es un símbolo de la Puerta del Sol como lo puede ser el Oso y el Madroño o el propio reloj de la Casa de Correos. Llegó a la plaza en 1935, como otros luminosos que había en la época, para publicitar a la bodega jerezana.

Desde entonces ha permanecido en la plaza, viendo peligrar su permanencia por la demolición de su ubicación original y las ordenanzas municipales contra la contaminación lumínica. Finalmente el ayuntamiento lo indultó por ser muy querido por la gente.

Estatua del Oso y el Madroño

Estatua del Oso y el Madroño
Estatua del Oso y el Madroño

La estatua del Oso y el Madroño es una de las más visitadas de la Puerta del Sol. Lleva con nosotros desde el 10 de Enero de 1967, cuando fue creada por Antonio Navarro Santafé, y representa las armas heráldicas de la Villa de Madrid.

Aunque ahora nos pueda parecer raro ver un oso en Madrid, lo cierto es que en la Edad Media (que es cuando se fundó la ciudad) abundaban los osos por los montes cercanos a la misma.

Según se cuenta, se eligió un oso como emblema del escudo de Madrid en homenaje a un oso pardo que el rey Alfonso XI cazó en uno de los montes cercanos a la capital. Los Madroños eran árboles habituales en las afueras de Madrid durante la Edad Media.

Pero la inclusión de este árbol en el emblema se debió a una disputa entre la Villa y el cabildo de la clerecía de Madrid, allá por el siglo XIII, sobre las propiedades de unos terrenos. Finalmente llegaron a un acuerdo por el que la Villa se quedaba los territorios arbolados y el cabildo con los de pasto (el oso está en posición de comerse las hojas porque se creía que era bueno para la peste).

Estatua de la Mariblanca

Estatua de Mariblanca
Estatua de la Venus conocida como Mariblanca

La Mariblanca que vemos es una réplica de una Venus que era conocida como la Mariblanca. La estatua original coronó la Fuente del Buen Suceso entre los años 1630 y 1838, pasando a coronar otra fuente en la Plaza de las Descalzas cuando fue desmontada.

Tras el derribo de la fuente en la Plaza de las Descalzas, paso por varios sitios entre los que se encuentran el Parque del Retiro o el Paseo de Recoletos. Debido a actos vandálicos, tuvo que ser restaurada, encontrándose ahora en la Casa de la Villa de Madrid.

Estatua ecuestre de Carlos III

Estatua Ecuestre de Carlos III
Estatua Ecuestre de Carlos III

Carlos III es conocido como el mejor alcalde de Madrid, debido a las mejoras que experimentó la ciudad durante su reinado. Por este motivo, el Ayuntamiento de Madrid tuvo en 1993 la iniciativa de crear esta estatua en su homenaje.

La estatua de Carlos III es obra de los escultores Eduardo Zancada y Miguel Ángel Rodríguez, que tomaron como base la estatua de Juan Pascual de Mena modificando las dimensiones del caballo y el rostro del rey.

Comercios centenarios en la Puerta del Sol

Ahora que has dado una pequeña vuelta por la plaza, te habrás dado cuenta que la Puerta del Sol es un sitio lleno de contrastes, donde la tradición y la modernidad conviven en un mismo espacio.

Podemos encontrar desde el último grito en tecnología, pasando por monumentos centenarios y los establecimientos más castizos.

Entre estos últimos quiero mencionar a Casa de Diego y la pastelería La Mallorquina, dos comercios centenarios de esta plaza.

  • Casa de Diego: Lleva en la Puerta del Sol desde 1823 y es una de las primeras fábricas y tiendas de paraguas de Europa. Además de paraguas venden otros productos como bastones, mantones y abanicos. Merece la pena que entres en la tienda o, por lo menos, eches un vistazo a su escaparate.
  • Pastelería La Mallorquina: Nos ofrece los mejores pasteles y bollería salada, tanto para tomar (dispone de un salón y barra) como para llevar. Está en la plaza desde el año 1894, lo cual ya es un indicativo de la calidad que vas a encontrar.

En el entorno de la Puerta del Sol encontrarás más sitios típicos. No dejes de comprar Lotería de Navidad en Doña Manolita, tomarte una tajada de bacalao en Casa Labra o unas gambas en El Abuelo. ¡Tienes un sinfín de posibilidades!

La Puerta del Sol en directo

¿Quieres ver lo que está pasando en la Puerta del Sol en este momento? En este enlace de skylinewebcams podrás ver lo que está pasando ahora en la plaza a través de su webcam. Todo lo que podamos contar es poco, lo mejor es ir y conocerla por ti mismo.